Blog Archives

Sesenta toneladas de hielo al día

  • La nueva fábrica de la rula avilesina comienza a funcionar después de una inversión de 1,5 millones

  • El moderno equipamiento ofrece ventajas como expendedores automáticos que permiten acceder al suministro las 24 horas del día

    FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS

La Rula de Avilés estrena fábrica de hielo. Se trata de un nuevo equipo que complementará en su actividad la fábrica actual para ofrecer una mayor variedad de hielos y reducir los costes de fabricación. Para su construcción ha sido necesaria una inversión de 1.450.000 millones de euros aportados por el Principado de Asturias, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo para la Pesca de la Unión Europea.

La nueva fábrica se encuentra en la margen derecha del edificio de la nueva rula, justo en la parte del recinto que se encuentra próxima a las antiguas instalaciones, construidas hace 18 años.

Un periodo de tiempo suficiente para una revolución técnica y tecnológica que, por ejemplo, permite que los responsables de la nueva instalación reciban en su teléfono móvil los datos del funcionamiento de la instalación.

Para instalar el nuevo equipo fue necesario retirar unos paneles solares de la Autoridad Portuaria y ocupar una de las cámaras de pescado fresco, habilitando otro espacio de la rula. La decisión ha permitido un importante ahorro en la inversión, ya que la construcción de un nuevo edificio en terrenos de relleno como los que ocupan la Rula de Avilés implicaría un gasto importante.

El diseño y construcción de la nueva fábrica de hielo se adjudicó a a la ingeniería gallega Cideco. En la actualidad, sólo tres empresas en todo el mundo compiten en este ámbito del frío industrial. «Además de nosotros, existe una compañía noruega y otra americana. Los tres somos los únicos que, en la actualidad, ofrecemos la posibilidad de construir una fábrica de hielo llave en mano, encargándonos de todas las partes del proceso», explica Carlos Alonso, ingeniero responsable del proyecto. La empresa firma proyectos por todo el mundo. Cuando terminen su trabajo en Avilés, Carlos Alonso deberá desplazarse a Venezuela y, posteriormente, a Angola.

«Hemos tenido mucha suerte con ellos», destaca Pedro Nolasco, del equipo de mantenimiento de la rula, «han desarrollado perfectamente lo que necesitábamos. El trabajo con ellos ha sido muy bueno».

Dos silos para el hielo

La nueva instalación cuenta con una capacidad de producción de 60 toneladas diarias y un dos silos de 100 toneladas de hielo cada uno. En ellos se conserva el hielo a una temperatura que se encuentra entre los seis grados bajo cero y los ocho bajo cero.

El sistema automatizado permite programar la producción de manera que se utilicen las horas donde el consumo energético sea más rentable. La obra ha dejado espacio necesario para duplicar la producción de hielo.

Los mecanismos se encuentran totalmente automatizados y los dos silos están coordinados. «Es la mayor complicación del proyecto. Hasta ahora siempre hemos trabajado con silos independientes, es la primera vez que los silos se encuentran coordinados», explicó Carlos Alonso.

Esta fábrica de hielo es la tercera en la historia de la rula. Producirá exclusivamente hielo en escamas. Nolasco explica que es el demandado por la flota para conservar especies como la merluza. «Mantendremos la otra fábrica. Produce hielo en piedra, que es muy demandado para el bonito y el cerco», explica Nolasco.

La automatización del proceso y la utilización de nueva tecnología son las grandes avances de la nueva instalación respecto a la última fábrica de hielo que se construyó. «Han pasado 18 años y los nuevos equipos reducen los costes de una manera muy importante», explica Nolasco.

La fábrica de hielo dispone de tres puntos de descarga diferentes. Tan sólo dos de ellos pueden funcionar al mismo tiempo. De los tres puntos de descarga, dos se encuentran en el cantil del muelle y un tercero en el interior. Este busca facilitar el trabajo en los meses de invierno y también para los camiones.

Una de las características de la nueva fábrica de hielo es su completa automatización. Cuando una persona solicita una cantidad de hielo, éste sale del silo a una cinta transportadora donde se pesa antes de llegar a una tubería por la llega al usuario que la ha solicitado. El resto regresa al silo. De esta manera, se reduce la cantidad de hielo desperdiciada y aumenta la eficiencia del sistema.

Otra de las novedades de la nueva fábrica son los tres cajeros automáticos para solicitar el hielo, situados en las inmediaciones de cada una de las tres tubos de extracción del producto. Los cajeros permiten el acceso al hielo las 24 horas del día los siete días de la semana.

Para ello, tan sólo es necesario contar con tarjeta que identifica al usuario. Con ella, puede acceder al interior de la cabina. Dentro, otro lector de tarjetas lo identificará.

La solicitud se formula desde una pantalla táctil y se ha diseñado un sistema de gran sencillez. Tan sólo deberá indicar dónde desea recoger el hielo, marcar la cantidad que necesita y activar el mecanismo. Además, el control cuenta con mecanismo de alarma y botones para detener y reanudarla. Una impresora facilitará a cada usuario un resguardo de los pedidos y que servirá de justificante por si fuese necesario formular alguna reclamación.

La fábrica de hielo ya funciona a plena normalidad. La pasada semana, dos trabajadores de Cideco, el ingeniero Carlos Alonso y el técnico Cibrán Nores, la han dedicado a calibrar los equipos de pesaje y el funcionamiento de la máquina. «Ahora mismo, sobre 500 kilos tenemos un margen de error de 2-3 kilos, estamos muy cerca de alcanzar el nivel que buscábamos», explicaba Nolasco.

Durante la semana que comienza mañana, el personal de Cideco se encargará de la formación específica para el personal de Rula de Avilés que trabajará en la nueva fábrica de hielo. Aunque en estos días han trabajado codo con codo y ya conocen el sistema informático, será el momento para resolver las dudas y conocer todos los entresijos de la fábrica.

Fuente: El Comercio Digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201507/05/sesenta-toneladas-hielo-20150705003617-v.html

La nueva fábrica de hielo de la rula estará lista para funcionar en pocos días

La fase de pruebas es satisfactoria y varios barcos han probado ya la calidad del producto

02.07.2015 | 03:54

F. L. J. La nueva fábrica de hielo construida con fondos europeos y del Principado de Asturias dentro del complejo portuario que ocupa la lonja pesquera de Avilés ya es una realidad y según las previsiones de los responsables de la rula estará en condiciones de funcionar a pleno rendimiento dentro de pocos días, con toda probabilidad este mismo mes. Los trabajos de albañilería, así como los eléctricos y la instalación de los sistemas de frío se dan ya por concluidos a falta sólo de pequeños remates. Esto ha permitido iniciar la fase de pruebas: carga de los equipos, comprobación de sensores, fabricación de lotes de hielo experimentales y funcionamiento de las cintas transportadoras, tolvas y demás aparatos de carga.

Las pruebas realizadas hasta la fecha son satisfactorias, según fuentes de la lonja; tanto es así que algún barco ha cargado ya hielo de la nueva fábrica en su bodega, la mejor forma posible de probar la calidad del producto en las condiciones que en la práctica se le exigirán.

Este nuevo complejo productor de hielo, con un coste de 1,5 millones, tiene una capacidad de producción de 60 toneladas diarias, dos silos independientes de cien toneladas cada uno, dos rampas de carga de hielo para barcos y otra para vehículos terrestres. El corazón de la fábrica son dos generadores que pueden funcionar de forma independiente y que se alimentan de agua corriente.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/aviles/2015/07/02/nueva-fabrica-hielo-rula-estara/1780543.html

Hacienda plantea sanciones de hasta medio millón de euros a la flota por las ventas en B

  • La investigación a la lonja avilesina entra en su recta final y la posible existencia de delitos fiscales dificulta el acuerdo

    FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS

La inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) al sector pesquero asturiano, desvelada por LA VOZ DE AVILÉS el pasado mes de abril, sigue avanzando y comienza a producir las primeras tensiones, como la dimisión de los tres representantes de la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas en el consejo de administración de Rula de Avilés.

La investigación del equipo de inspectores de la Agencia Tributaria mantiene su ritmo. Como publicó en su día este diario, afecta a la totalidad de la flota asturiana, que se encuentra abrumada por los datos en poder de la AEAT. «Conocen hasta las cajas de hielo que compramos», comenta un armador. La inspección alcanza a todos los actores del circuito pesquero, desde los armadores a los minoristas y la distribución.

En el sector pesquero nadie oculta su molestia por el alcance de la inspección. Aunque todo el mundo que se acerca al sector descubre que siempre hubo un margen para las ventas en caja B, el actual proceso ha generado un evidente malestar. Por una parte, el daño a la imagen y los comentarios que vienen recibiendo en todos los puertos. Publicaciones especializadas han contribuido a divulgar la información avanzada por este diario.

Pero aún siendo importante, el menor problema es la reputación del colectivo. Y es que los afectados asumen que van a tener que afrontar sustanciales multas para regularizar su situación con el fisco. Y entre los armadores comienzan a barajar las cifras que se van poniendo sobre la mesa. Las más altas alcanzan el medio millón de euros, pero también hay sanciones inferiores: 180.000 ó 300.000 euros.

Incluso en el sector se asume que habrá armadores que no podrán superar el golpe y tendrán que dejar su actividad. Ese ambiente ha generado una tensión que esta semana ha explotado en el consejo de administración de Rula de Avilés con la dimisión de los tres representantes de la Cofradía de Pescadores: José Ignacio Santiago, Alejandro Álvarez y Luis Brun.

Rula de Avilés es una sociedad anónima con cuatro accionistas: Principado de Asturias, Autoridad Portuaria, Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas de Avilés y Cámara de Comercio. Los tres primeros cuentan con el 33% cada uno, mientras que la Cámara de Comercio de Avilés asumió el 1% restante . La Cofradía cuenta con tres representantes en el consejo de administración.

Dimisiones en Rula de Avilés

No es la primera dimisión que se produce en el consejo de administración de Rula de Avilés. El pasado mes de marzo, a falta de tres meses para las elecciones autonómicas, las dos representantes de la administración regional -Tomasa Arce y Begoña Fernández- abandonaban el órgano de dirección y eran sustituidas por Alejandro Vizcaíno, director general de Pesca. En su momento, en el sector pesquero se relacionó ese movimiento con la inspección fiscal que se encontraba ya abierta.

La renuncia de los tres consejeros de la Cofradía se formalizó en una carta que se dio por recibida en el consejo de administración celebrado el pasado lunes y donde se aprobaban las cuentas de la entidad.

Rula de Avilés cerró el pasado año con un pequeño beneficio, que ronda los 84.000 euros. Los motivos de las tres dimisiones de los representantes del sector pesquero no tienen que ver con el balance económico, sino que, según argumentan, se debe a la falta de información sobre la gestión de la rula y en concreto de la inspección fiscal.

Este malestar no es nuevo. Se lleva arrastrando desde hace años. Principado y Autoridad Portuaria siempre han mantenido una unidad de criterio, como no podía ser de otra manera y contaban con la mayoría suficiente para sacar adelante sus propuestas.

En ese contexto, desde la Cofradía de Pescadores aseguran que siempre se habían sentido como «convidados de piedra», una posición que se complicó a raíz de la inspección tributaria. El primer reproche que se hace desde la entidad gremial es la falta de colaboración con la Agencia Tributaria y la ausencia de información al sector para que pudiera organizar su defensa.

Una vez iniciada la inspección, desde la Cofradía se asegura que se ha mantenido esa opacidad y falta de información, por lo que han decidido presentar su dimisión al comprobar que en las cuentas de 2014 tan sólo se hace una referencia a la inspección de la Agencia Tributaria, sin apenas reservar dinero para posibles pagos.

Y es que los armadores hacen cuentas de las multas que les plantean a ellos. Teniendo en cuenta que todos han pasado por Rula de Avilés, conceden plena veracidad a los comentarios que les hablan de que la sociedad afrontará una multa que rondará los 1,2 millones de euros, además del seguro inicio de investigaciones por delitos fiscales.

De ahí la insistencia de sus preguntas en el consejo de administración que no tienen la respuesta que ellos consideran adecuada. El presidente del consejo de administración, Santiago Rodríguez Vega, asegura que «no existe opacidad alguna, facilitamos todos los datos que se pueden transmitir a los consejeros. La inspección fiscal no se ha ocultado, se informa de ella. Es un proceso que lleva sus plazos y donde no hay nada cerrado. Informamos de todo lo que se puede informar», declaró a LA VOZ.

Después de unas primeras tensiones entre el gerente de Rula Avilés y los inspectores de la Agencia Tributaria, el presidente de la sociedad asumió el peso en las gestiones con AEAT. La voluntad de Santiago Rodríguez Vega ha sido siempre alcanzar un acuerdo para regularizar la situación sin poner en peligro la actividad de la lonja avilesina.

Sin embargo, la posible existencia de los delitos fiscales ha dificultado el margen de negociación, toda vez que los inspectores deben comunicarlos de forma obligatoria a la administración de Justicia para que curse el proceso correspondiente.

Lo cierto es que la inspección sigue abierta y, en breve, desde Rula de Avilés se deberá informar a la Agencia Estatal de Administración Tributaria si asumen o no la propuesta de resolución que se transmitirá al órgano que deberá decidir el cierre de esta inspección a Rula Avilés.

Fuente: El Comercio Digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201507/02/hacienda-plantea-sanciones-hasta-20150702002521-v.html

El 'María Digna Dos' desembarca otros 16.500 kilos de bonito

  • J. F. G. AVILÉS

Nueva partida de bonito en el puerto pesquero de Avilés. El ‘María Digna Dos’, de Bermeo’, desembarcó ayer 16.500 kilos y se espera que el ‘Hermanos Suárez’, de Puerto de Vega, venda a las siete de la mañana de hoy otros 6.000. Ambas partidas unidas a los 42.200 kilos subastadas el pasado lunes elevarán a 64.700 el volumen de esta especie subastado en la presente semana en la lonja avilesina. El precio medio en la subasta de ayer se situó en 4,40 euros el kilo, con un máximo de 6,54 y un mínimo de 3,23. Por tamaños, el grande se vendió a una media de 4,99 euros, el mediano a 3,77 y el pequeño a 3,44.

La costera se inició el 6 de mayo, cuando el pesquero asturiano ‘Esmeralda Tercero’ el ya referido ‘María Digna’ y el también vasco ‘Gaztelugatxeko’ subastaron 2.851 kilos. Entonces el primer cajón alcanzó los 120 euros el kilo, todo un récord, si bien la media se situó en 49,97 euros. Un mes después el ‘Nuevo Chisu’, un barco artesanal con base en Laredo (Cantabria), desembarcó la segunda partida, 3.073 kilos a un precio medio de 12,40 euros, y el pasado lunes el ‘Gaztelugatxeko Doniene’, el ‘Esmeralda Tercero’, el ‘Berritz Amatxo’ y el ‘Gure Itxas Begi’ dejaron otros 42.200 kilos.

Se espera que a partir de la próxima semana las descargas comiencen a realizarse con regularidad.

Fuente: El Comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201506/19/maria-digna-desembarca-otros-20150619013048-v.html

La Rula subasta 42.200 kilos de bonito a un precio medio de 5,55 euros/kilo

  • El primer gran desembarco tras el inicio de la costera, el pasado mes de mayo, llevará el túnido a todas las pescaderías de la comarca

El ‘Gaztelugatxeko Doniene’, el ‘Esmeralda Tercero’, el ‘Berritz Amatxo’ y el ‘Gure Itxas Begi’ desembarcaron ayer 42.200 kilos de bonito en la Rula de Avilés que alcanzaron un precio medio de 5,5 euros/kilo. Se trata del primer gran desembarco de bonito desde que el pasado 6 de mayo comenzó la costera.

El ‘Gaztelugatxeko Doniene’ y el ‘Esmeralda Tercero’, dos de los tres barcos que junto con el ‘María Digna Dos’ abrieron la tempranera temporada este año, fueron los que mayor volumen de pesca sacaron a subasta con algo más de 12.500 y 10.400 kilos, respectivamente.

El ‘Berritz Amatxo’ y el ‘Gure Itxas Begi’ desembarcaron los 9.700 y 9.100 kilos restantes hasta alcanzar los 42.200 subastados en total y que servirán para abastecer a toda Asturias ya que fueron adquiridos por los principales comercializadores.

El pesquero con base en Avilés, el ‘Esmeralda Tercero’ comenzó la venta a 7,47 euros/kilo y, a la postre, fue el que mejores resultados obtuvo. La primera tina de bonito se pagó a 7,31 euros y, a partir de ahí, bajó a los 6,52 y 6,42.

Mañana y pasado, miércoles y jueves, está prevista la llegada de sendos barcos que pondrán a la venta 9.000 y 16.000 kilos, respectivamente. Con esta tercera y abundante subasta, el precio del bonito se normaliza y queda lejos de los 47,97 euros/kilo que se alcanzaron el pasado 6 de mayo, cuando el primer cajón alcanzó un precio récord de 120,20 euros. La novedad y la escasez de kilos subastados, 2.851, son dos factores determinantes en esa cotización al alza.

El ‘Nuevo Chisu’, un barco artesanal con base en Laredo, fue el segundo en desembarcar bonito en la Rula de Avilés. Lo hizo el pasado 2 de junio y los 3.073 kilos que subastó a un precio medio de 12,40 euros/kilo.

Ayer también entraron en la Rula 750 kilos de merluza y 200 de barbada. Hoy está prevista la llegada de más merluza.

Con estas tres subastas, y especialmente con la última, el peso del bonito comenzará a notarse en las cuentas de la Rula. Durante el primer cuatrimestre del año, el precio del pescado subastado en la lonja de la ciudad alcanzó los 2,5 millones de euros, la mitad atribuible a la merluza que se ruló. Se subastaron 363.752 kilos y su precio alcanzó los 1,25 millones; es decir, tuvo un precio medio de 3,44 euros el kilo. En volumen, la especie más importante fue la xarda, de la que se subastaron 869.526 kilos.

La tercera en importancia en cuanto a kilos rulados el pasado mes de abril fue la bacaladilla con 155.677 kilos subastados. En este caso prácticamente la totalidad de la que se subastó en Asturias, que fue poco más de 160.000 kilos.

La actividad de la lonja avilesina había supuesto en los primeros meses del año en torno al 80% del total de las asturianas, sin embargo, en abril ese porcentaje se vio reducido y en Avilés se subastó algo más del 62% del pescado de Asturias.

Con los 42.200 kilos subastados ayer la costera del bonito se encuentra a pleno rendimiento. Junto con los buenos resultados del bocarte estas semanas atrás, todo hace indicar que será un buen verano para el sector pesquero.

Fuente: El Comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201506/16/rula-subasta-kilos-bonito-20150616003327-v.html

La rula de Avilés subastó más de cuatro toneladas de bonito esta mañana

El precio medio del túnido ha sido sensiblemente inferior al de la anterior puja

A. DE LA FUENTE

El bonito del norte desembarcó esta mañana en la rula de Avilés a lo grande. Por la lonja avilesina pasaron, entre las 6.30 y las 7.15 horas, más de 40.000 kilogramos de túnido, todos ellos pescados a cacea, y que se vendieron a unprecio máximo de 7,47 euros el kilogramo, en el caso de los ejemplares grandes (de un peso superior a siete kilogramos), y a un mínimo de 2,79 euros el kilogramo para los pequeños (de un peso inferior a los cuatro kilogramos). Las más de cuatro toneladas de pescado fueron descargadas por cuatro pesqueros: “Esmeralda III”, “Berriz Amatxo”, “Gaztelugatxeko” y “Gure Itxas Begi”.

Ésta es la tercera subasta que de bonito que se realiza en Avilés durante la presente costera, pero es sin duda la más importante en cuanto a cantidad. Además, el precio medio de túnido –para los ejemplares grandes– ha sido de entre seis y siete euros, una cifra sensiblemente inferior a la de la anterior, en la que el bonito se cotizó a un promedio de doce euros por kilogramo.

Tanto pescadores como pescaderos esperan que se sucedan las entradas de embarcaciones con cantidades similares en las próximas fechas.
Fuente: La Nueva España

El distintivo 'Pescado de la Rula de Avilés' se entregará tras el verano

  • En la firma del convenio que regulará este distintivo se aseguró que restaurantes de fuera de Asturias se habían interesado por él

La lonja avilesina pondrá a disposición de los comercializadores que operan en sus instalaciones el distintivo de confianza ‘Pescado de la Rula de Avilés’, que garantiza la calidad del producto y las buenas prácticas empleadas en su captura, comercialización y oferta al público final.

La concejala de Promoción de Ciudad en funciones, Ana Concejo, en calidad de presidenta de la Mancomunidad Comarca Avilés, y el gerente de la sociedad Nueva Rula de Avilés, Ramón Álvarez, firmaron ayer el convenio por el que se establecen las normas aplicables a las condiciones de obtención y uso de este distintivo de confianza, que empezará a facilitarse después del verano y, en primer lugar, a los 180 comercializadores que trabajan en la Rula.

El comprador que se encuentre en poder de este distintivo podrá demostrar, según defendieron, no sólo que posee un producto de una alta calidad y que ha sido adecuadamente manejado y controlado en primera venta, sino que está en disposición de aplicar las mejores prácticas para preservar sus cualidades.

El convenio también contribuye a consolidar la estrategia global de este distintivo de confianza como herramienta de promoción turística de la comarca.

Concejo aseguró que se habían recibido peticiones de restaurantes con estrella Michelin, «algunos de fuera de Asturias», para hacerse con este distintivo, que ambos calificaron de promoción «muy novedosa».

Fuente: El Comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201506/12/distintivo-pescado-rula-aviles-20150612002554-v.html

Mancomunidad y Rula firman el convenio de 'Pescado de la Rula de Avilés'

La Mancomunidad de Turismo Comarca Avilés y la sociedad Nueva Rula de Avilés firmarán hoy un convenio por el que se establecen las condiciones para que los compradores locales puedan obtener, usar o retirar el «distintivo de confianza» ‘Pescado de la Rula de Avilés’.

La Mancomunidad Comarca Avilés creó este distintivo de confianza como forma de proyectar la «excelencia» del producto que comercializa la lonja de la ciudad, aproximadamente, el 80 por ciento del total del capturado por la flota pesquera asturiana. Pretende singularizar su calidad y las buenas prácticas empleadas en su captura, comercialización y oferta al público final.

El convenio quiere consolidar este distintivo de confianza como herramienta de promoción.

Fuente: El Comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201506/11/mancomunidad-rula-firman-convenio-20150611001630-v.html

La nueva fábrica de hielo entrará en servicio en los próximos días

J. F. G. |  AVILÉS.

Una vez terminada su construcción, la nueva fábrica de hielo de la lonja de Avilés entrará en servicio a lo largo de los próximos días. En principio a modo de prueba, con la intención de que alcance plena capacidad en verano. Ha sido desarrollada por la Sociedad Nueva Rula Avilés, y la inversión se eleva a 1,5 millones de euros, de los cuales 870.000 han sido aportados por el Principado.

Ubicada en la zona Sur de la nave principal, en el área que ocupaba la cámara frigorífica de fresco, es una fábrica de hielo en escama con capacidad para producir unas sesenta toneladas diarias, suficientes para satisfacer la demanda de la flota, unas cinco mil anuales. Su entrada en servicio significará el cierre de la actual, en el cantil del antiguo muelle pesquero, que tras 35 años de servicio se ha quedado obsoleta.

La lonja cuenta con una segunda fábrica de hielo dedicada principalmente al cuadradillo, formato que se utiliza para el bonito, el chicharro y la sardina. Inaugurada en 1999, se mantendrá en servicio.

Fuente: El Comercio Digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201506/02/nueva-fabrica-hielo-entrara-20150602001652-v.html

La rula de Avilés vende otros 80.400 kilos de bocarte en una costera histórica

T. CEMBRANOS El bocarte sigue abundando en aguas asturianas y en la lonja de Avilés continúan vendiendo grandes cantidades de anchoa inusuales en las dos últimas décadas. Ayer, pasaron por la cinta de subasta un total de 8.400 cajas, que iban cargadas con 80.400 kilos de bocarte. El precio medio fue de 2,11 euros el kilo, ligeramente superior a lo que se pagó el lunes (1,94 euros el kilo). Entonces, se rularon otros 97.000 kilos de esta especie.

rula-aviles-2

Los encargados de descargar el bocarte en las instalaciones avilesinas fueron unas 35 embarcaciones de cerco llegadas de todos los puntos del Cantábrico (Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco). Las previsiones para los próximos días, sin embargo, son confusas. Ayer, los pescadores ya constataron una menor presencia de anchoa en aguas asturianas y algunos aseguran que los peces se están yendo hacia el este; otros achacan al influjo de la Luna la previsible merma de las capturas en los próximos días.

Así todo, en la lonja local están viviendo una gran actividad en los meses veraniegos gracias al bocarte y al bonito, uno de los productos estrella de la temporada estival. Este agosto, sin embargo, las descargas de bonito están siendo un poco flojas que en julio.

Enlace: lne.es

Fuente: http://www.lne.es/aviles/2014/08/07/rula-aviles-vende-80400-kilos/1625355.html?utm_medium=rss