Blog Archives

La apuesta por los peces con pedigrí

  • «El fin es que la gente que vive del mar pueda seguir haciéndolo de forma respetuosa con los recursos», destaca Noelia Pérez, que implantó el sistema de etiquetado

El día 25 de febrero de este año se ponía en marcha en las lonjas de Llanes, Ribadesella y Bustio un sello diferenciador de la calidad del pescado. Lo hacía bajo la marca ‘Pescados de Rula con Artes Sanos’ y el proyecto contaba con una doble fuente de financiación: la Consejería de Agroganadería del Principado, a través de la Dirección General de Pesca, y la Asociación para el Desarrollo Rural Integral del Oriente de Asturias, por medio de su grupo de Acción Costera. Todos los trámites relacionados con la marca colectiva y la trazabilidad de cada pez fueron realizados por la empresa gallega Quadralia, que un mes antes había trasladado a la comarca a Noelia Pérez Gil, licenciada en Ciencias del Mar, con el fin de ir preparando el sistema.

A grandes rasgos, la marca de calidad obliga a que todos los peces que lleguen a cada una de las tres lonjas sea marcado con una etiqueta en la que se detalle el arte de pesca utilizado en la captura, la procedencia del pez, el nombre de la embarcación y el día en que fue pescado. Además, la etiqueta cuenta con la impresión de un código QR que puede ser consultado a través de un teléfono móvil. El fin último del proyecto es crear una marca de calidad como seña de identidad y que, de cara al futuro, comercializadores y consumidores demanden el producto. Y, de paso, que los pescadores resulten beneficiados con una cotización más elevada de sus capturas.

El sistema lleva operativo unos 100 días, desde marzo a junio, y la primera labor de Noelia Pérez fue «actualizar las embarcaciones de las tres cofradías y las especies sobre las que se iba a trabajar, así como registrar a los compradores». A los pescadores les recomendaban tres pasos básicos: «llevar hielo a bordo de la embarcación, manipular correctamente el pescado al sacarlo de la malla o del anzuelo, y mantenerlo tapado hasta llegar a tierra». De cara a consumidores y comercializadores se trataba de «hacerles ver que no hay ningún engaño, aunque se pague un poco más caro el producto».

¿Qué valoración se puede hacer del sistema? Para Noelia Pérez la implantación fue «relativamente sencilla, lo complicado del proyecto será mantenerlo en el tiempo para poder ver los resultados». Su misión era «formar al sector, haciendo valer la trazabilidad del producto y la buena práctica de una correcta manipulación». Eso sí, a principios de mayo se constató que el sistema de etiquetar al llegar a la rula era lento y poco operativo y desde entonces los barcos comenzaron a llevar los rótulos a bordo para poner el distintivo en alta mar.

La impresión de Pérez es que los precios al alza «llegarán a largo plazo, hoy es algo impredecible. Lo importante es que se fueron puliendo bastantes defectos por parte de un sector complejo y el fin es que la gente que vive del mar pueda seguir haciéndolo de forma respetuosa con los recursos». «Lo importante es que el consumidor conozca la diferencia, la aprecie y en el futuro asuma un coste ligeramente superior al actual», matizó. En cuanto a los comercializadores, aseguró que «los compradores que acuden con regularidad a la rula de Llanes demandan este tipo de pescado al 95%, pero en otras lonjas pasan de ello».

El jefe de ventas de la rula de Llanes, Rafael Felgueres, adelantó que «cada día se necesita ser más competitivo en tratamiento, manipulación y calidad del pescado». No tuvo inconveniente en precisar que «hasta ahora, la mentalidad del marinero era corta por sistema y solo le interesaba el dinero que podía obtener en la venta. Están evolucionando, entienden la nueva situación, y saben que a largo plazo habrá clientes que demanden ese producto, que es mejor y aguanta mucho más en la nevera». Pero la realidad del momento apunta a que «el consumidor todavía no se da cuenta del nuevo etiquetado. Es una labor de años y entre todos tienen que encauzarla. El principal interesado es el pescador, que no puede estar seis horas a bordo con una merluza sin hielo y destapada».

Para Felgueres, el futuro de la flota de bajura esta «en la calidad, ya que nunca será competitiva en cantidad. Un barco de cerco puede llegar a la rula con 3.000 cajas de merluza, las que un pescador de bajura pesca en todo el año. Eso sí, a la hora de vender, sin atender a la calidad, el precio final es el mismo». «El hecho de que unos zapatos valgan más que otros se debe exclusivamente a la calidad», remataba.

Manuel González, chef y propietario del restaurante llanisco El Bálamu, confirmaba que «la etiqueta no implicó alteraciones en el precio del pescado» y adelantaba que en su negocio «algunos preguntan por nuevo sistema por simple curiosidad y otros ni siquiera lo conocen». Eso sí, González cree que el sistema puede tener éxito «si son rigurosos en su aplicación porque la tendencia reciente es apostar por la calidad, algo en lo que los gallegos nos llevan mucha ventaja».

Fuente: El Comercio Digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/asturias/oriente/201507/05/apuesta-peces-pedigri-20150705103231.html

Capturan más de 60.000 kilos de xarda en Lastres, Ribadesella y Llanes

En el primer día de la campaña el pescado fue adquirido en las lonjas por empresas congeladoras de Cantabria a un precio medio de 40 céntimos el kilogramo

La xarda, conocida también como caballa o verdel, llegaba ayer por toneladas a los puertos de la comarca oriental en la fecha marcada para la apertura de la pesca. Más de 60.000 kilos se descargaron en los muelles de Lastres, Ribadesella y Llanes. El precio se situó en 40 céntimos de euro el kilogramo y el destino final de la caballa no era otro que el de emprender viaje por carretera hacia empresas congeladoras de la vecina Cantabria. Desde allí tomará el camino de la exportación para el consumo humano en países del Este o para servir como carnada en los puertos de la costa africana.

La flota asturiana de artes menores tiene asignada para 2015 una cuota de 1.180 toneladas de xarda. Las lonjas están obligadas a enviar un parte diario con el peso total de las capturas de cada jornada y la costera se dará por concluida en el momento en que se alcance el cupo asignado. Cada barco podrá pescar 500 kilos de verdel por tripulante y día, hasta un máximo de 3.000 kilos por embarcación.

A la lonja de Lastres tenían prevista su llegada 21 barcos y a últimas horas de la tarde, cuando faltaban por descargar cuatro embarcaciones, el total de las capturas superaba los 26.000 kilos. Los profesionales del sector no tenían inconveniente en valorar que el puerto llastrín iba a superar los 33.000 kilos de xarda en la jornada de ayer.

En Ribadesella operaron ocho barcos y el total de lo pescado se elevó a 15.600 kilos, «26 palés, de 600 kilos cada uno», según estimaban los representantes de Pescados Gutiérrez, la empresa compradora de la totalidad de la xarda llegada a la lonja riosellana. Los compradores centraron su oferta en 40 céntimos el kilo.2367297

Al mismo precio, Pescados Gutiérrez se llevó también «más de 12.000 kilos» de xarda de la rula de Llanes, un puerto al que ayer entraron a vender siete embarcaciones.

En 2015, la campaña de la xarda está siendo escalonada en aguas del Cantábrico, porque los barcos de cada provincia tienen diferente fecha de apertura. Se trata de una costera más acorde con el flujo migratorio de la especie. España dispone este año de una cuota global de 34.000 toneladas de caballa, tras haberse descontado 9.847 como multa por la sobrepesca realizada en las campañas de 2009 y 2010. El tope de capturas por día tiene como principales objetivos evitar el rápido consumo de la cuota asignada y dosificar la llegada del producto al mercado

Fuente: El comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/asturias/oriente/201503/26/capturan-kilos-xarda-lastres-20150326002601-v.html

Los pesqueros de Llanes, encallados por la falta de calado del puerto

Las naves de mayor calado permanecieron varadas durante el fin de semana y el ‘Nuevo Sandra María’ llegó a tumbarse de costado

El puerto pesquero de Llanes va camino de convertirse en el cuento de la buena pipa. El último lamento de los profesionales del sector se concreta en denunciar «la gran cantidad de arena que entra en los muelles», circunstancia que ha motivado que los dos barcos de más calado, el ‘Nuevo Sandra María’ y el ‘Reviru’, hayan permanecido varados a lo largo del fin de semana. Y los marineros explican de forma gráfica que «por el canal de entrada al puerto ya se puede cruzar andando». Ángel Batalla, presidente de la cofradía de Llanes y patrón del ‘Nuevo Sandra María’, denunciaba ayer que su barco «permaneció tumbado el domingo y hoy está varado».OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los pescadores exigen que se drague el puerto y avisan de que «no queremos más parches». Como mejor solución proponen que efectúe los trabajos «la pala de la empresa Nemesio Bedía», la que operó en el puerto deportivo, y que los sedimentos «se depositen en una barcaza para posteriormente verterlos en alta mar».

Batalla sostiene que «el puerto de Llanes no está bien atendido, está totalmente abandonado. La arena se filtra por debajo del dique desde el canal de entrada y llega a formar una playa». Y continúa con sus lamentos: «Estamos viendo como se gasta dinero sin preocupación en cosas menos urgentes y aquí no se invierte nada».

Los pescadores llaniscos también denuncian «carencias muy graves», como el «lamentable» estado de las lámparas del puerto: «Desde enero de 2014 no están operativas cuatro farolas. Pasamos semanas enteras a oscuras, de noche no se ven ni los barcos y tenemos que venir con linternas, como hace 70 años».

Fuente: El Comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/asturias/oriente/201503/24/pesqueros-llanes-encallados-falta-20150324002014-v.html

Los pescadores de Llanes exigen el dragado inmediato de la zona de atraque

Emilio G. CEA En seco. Como si fuese una de las más de treinta playas que existen en el concejo de Llanes. Así está a día de hoy, para desesperación de los marineros, la zona de amarre de la dársena del puerto pesquero de Llanes. Los profesionales de la mar están que trinan. Culpan de esta situación a la dejadez de la Administración regional. Sostienen que con sólo dos días de trabajo en la dársena pesquera de la pala que se utilizó para dragar el puerto deportivo se hubiese cortado de raíz una situación que amenaza, según los profesionales de la mar, con tumbar los barcos de mayor calado en marea baja. “La pala estuvo trabajando a quince metros de la zona que ahora está en seco. Se pudo dragar y no se hizo pese a que lo pedimos. Hubiera costado 2.500 euros, pero nos dijeron que no estaba en el proyecto”, subrayó el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores “Santa Ana” de Llanes, Ángel Batalla.pescadores-llanes

La pala empleada para limpiar desde tierra el puerto deportivo, tan solo trabajó en la dársena pesquera para retirar los sedimentos acumulados como consecuencia de esta obra en la parte norte del muelle. “Con dos días de trabajo con la pala que se utilizó en el puerto deportivo hasta hace unos días se hubiera solucionado el problema. Pedimos que se hiciese pero no nos hicieron caso”, aseguró Batalla. Las peculiares características del puerto llanisco, cuyo último dragado finalizó el pasado mes de septiembre, hace que estas situaciones se repitan con frecuencia, para enfado de los profesionales de la mar, que ven como su actividad diaria se ve afectada por este motivo. “La zona de amarres está cegada. La arena se acumula en el canal de entrada. Es un puerto poroso y la arena pasa a la zona de atraque impidiéndonos salir y entrar en condiciones normales”, explicó el patrón mayor. El pasado sábado, tanto el “Reviru” como el “Sandra- María”, las embarcaciones de mayor calado de la flota llanisca, vivieron momentos de máxima tensión al quedar varados. “Casi me tumba el barco”, destacó Batalla. Para mantener en pie al “Sandra María” fue necesario atar la embarcación a proa y a popa. “Nos urge que esta zona se drague de inmediato”, indicó el patrón mayor.

El armador del “Reviru”, Manuel Herrero, se mostró muy crítico con la labor que la Administración lleva a cabo para mantener en buen estado la infraestructura portuaria llanisca. “Se pidió que se dragara con la pala que se utilizó en el puerto deportivo y no les dio la gana de hacerlo porque, según explicaron, no estaba contemplado en el proyecto. Por el contrario, no tuvieron problema para dragar dos veces la zona del puente”, manifestó Herrero.

El veterano marinero llanisco no duda en asegurar que la actual situación del puerto de Llanes es consecuencia de una mala labor de mantenimiento. “Hace años que este puerto no se draga en condiciones. Traen a la “Nalona” y esa embarcación no vale para limpiar como debe ser este puerto. Siempre queda a medias y al poco tiempo estamos igual”, subraya. Las filtraciones de arena desde el canal de entrada que dejan en seco la zona de amarres se evitarían en parte, según Herrero, recolocando los bloques de hormigón que la acción de la mar ha movido, y que impiden que la draga deje absolutamente limpio el canal cuando trabaja en la zona portuaria llanisca.

“Mejor que cualquier draga lo ideal sería limpiar la dársena pesquera con una pala. La zona de descarga está también en seco. Con uno o dos días de trabajo con la pala que trabajó en el puerto deportivo se hubiera evitado que los barcos queden varados. En este puerto solo se hacen chapuzas y los perjudicados somos siempre los mismos”, dijo Herrero.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/oriente/2015/03/24/pescadores-llanes-exigen-dragado-inmediato/1731719.html