Blog Archives

La rula de Avilés confía en cerrar un acuerdo con la inspección fiscal antes de dos meses

Los responsables de la lonja garantizan la actividad de la instalación pese a dar por seguro el pago de aproximadamente un millón de euros

Francisco L. JIMÉNEZ La inspección fiscal de la que es objeto desde hace meses la sociedad Nueva Rula de Avilés, y que tuvo secuelas en forma de investigaciones abiertas a comercializadores de pescado al por mayor, armadores y minoristas, ha entrado en su fase decisiva y según fuentes conocedoras de los pormenores de la misma podría darse por cerrada durante agosto o septiembre, como muy tarde. Al menos, ese es el calendario con el que trabajan los responsables de la lonja avilesina, convenidos por otra parte de que este desagradable capítulo, por más que suponga un varapalo económico, no afectará a la actividad ordinaria del muelle pesquero, el más importante de Asturias a tenor de las toneladas que mueve cada año.

La Agencia Tributaria tiene muy avanzado su análisis de las cuentas de la rula y el examen de la forma en que la misma liquidó durante los años comprendidos entre 2009 y 2012 el impuesto de sociedades y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), las dos obligaciones fiscales que fueron objeto de supuestas irregularidades relacionadas con la no declaración de una cantidad aún indeterminada de pescado desembarcado y vendido en el puerto, lo que coloquialmente se conoce como “mercado negro” de pescado y que, a tenor de las últimas actuaciones inspectoras llevadas a cabo por la Agencia Tributaria, constituye una práctica más habitual de lo que se podía pensar en todo el litoral español.

De concretarse el previsible acuerdo administrativo entre las partes, Nueva Rula de Avilés tendría que asumir el pago de una cifra que ronda el millón de euros, si bien será la Agencia Tributaria la que comunique la cantidad exacta en función de sus cálculos. Este dinero serviría para pagar las liquidaciones complementarias de los impuestos mal calculados en su día y para hacer frente a las sanciones derivadas de ese hecho.

La intervención de Hacienda en el sector pesquero avilesino deja de momento como secuela la dimisión de los representantes de la Cofradía de Pescadores “Virgen de las Mareas” de Avilés en el consejo de administración de la sociedad Nueva Rula de Avilés -José Ignacio Santiago, Luis Eugenio Brun Espiña y Alejandro Álvarez-; los tres presentaron en junio su dimisión disconformes con el “rumbo de la entidad”, quejosos con el hecho de ser tratados “como meros objetos decorativos en la toma de decisiones” y muy molestos con la “opacidad” que envuelve todo lo que que tiene que ver con la investigación fiscal en marcha. El propósito del resto de consejeros en activo de la rula es saldar deudas con el Fisco y minimizar las heridas que pueda dejar la inspección.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/aviles/2015/07/18/rula-aviles-confia-cerrar-acuerdo/1787927.html

La inspección de Hacienda también llega a la Cofradía

La inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en búsqueda de dinero negro en el sector de la pesca también alcanza a la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas, entidad responsable de la rula hasta que, en mayo de 2009, inició su actividad la nueva lonja. La investigación fue confirmada por el actual equipo rector de la entidad gremial señalando que, hasta el momento, no se ha localizado nada. La investigación de AEAT sigue abierta.

Como sucedió en Rula de Avilés, los inspectores de Hacienda solicitaron la información del Impuesto de Sociedades e IVA, aunque limitaron mucho más su margen temporal: sólo los cinco primeros meses de 2009. La explicación es sencilla. Fueron los últimos cinco meses en los que la Cofradía de Pescadores gestionó de forma directa la venta de pescado fresco en la lonja avilesina. Además, de existir algún tipo de irregularidad, los hechos de 2008 ya habrían prescrito.

La situación genera perplejidad en la Cofradía de Pescadores Virgen de Las Mareas. El actual cabildo es el gestor desde 2012, sin tener ningún tipo de relación formal ni vinculación con el equipo que, entonces, gestionaba los intereses pesqueros de la ciudad. Hay que recordar que los traspasos de poder en la Virgen de Las Mareas en los últimos años no han sido precisamente amistosos.

A modo de ejemplo se puede recordar que este mismo año, el actual cabildo requirió a miembros de la anterior directiva que les explicase aspectos de la gestión de la Cofradía que los anteriores directivos reclamaban conocer. En esa situación, los actuales rectores de la Cofradía Virgen de las Mareas facilitaron toda la información que en su momento habían recibido sobre la economía de la entidad, si bien no pudieron dar explicaciones sobre datos anteriores a su gestión.

«Desconocemos el día a día»

Aunque la inspección se mantiene formalmente abierta, hasta el momento desde la Agencia Tributaria no se ha vuelto a solicitar información sobre los cinco meses de mayo en los que la Cofradía de Pescadores gestionó la venta directa. Tampoco sobre la actividad la Cofradía de Pescadores en Rula de Avilés, donde dispone del 33% del capital social.

«Desconocemos la gestión del día a día, nuestro conocimiento sobre ello es prácticamente nulo. Además, a día de hoy, como miembros del consejo de administración de Rula de Avilés no tenemos conocimiento real del estado de la inspección», declararon desde la Cofradía Virgen de las Mareas, al tiempo que se reconocía el malestar de la organización gremial por su papel en Nueva Rula de Avilés. «En ocasiones nos sentimos como meros títeres y comparsas», comentan.

Mientras tanto, siguen las labores de inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria para descubrir las posibles bolsas de dinero negro en el sector pesquero. Hasta el momento, los inspectores de AEAT disponen de toda la información requisada en los ordenadores de Rula de Avilés, información que están comenzando a cotejar con los documentos de los armadores.

Como ya publicó este diario, al menos 70 armadores diferentes deberán comparecer ante los inspectores y aportar no sólo la documentación contable referida a las declaraciones de IVA e Impuesto de Sociedades desde 2009 a 2012, también se les ha requerido la documentación referida al Diario Electrónico de a Bordo (DEA) o Cuaderno Electrónico de Pesca.

En él se registran toda la actividad del barco, las capturas de las especies y su volumen. Los capitanes tienen la obligación de completarlo y, en caso de que la Dirección General de Pesca del Ministerio detecte que no se realicen inscripciones inmediatamente se comunica con la nave. Es un documento oficial de la máxima importancia para las autoridades pesqueras, ya que aporta la información necesaria para vigilar que España cumple las cuotas pesqueras asignadas por la Unión Europea y, por eso, es obligatoria.

Aunque son datos a los que la Agencia Estatal de Administración Tributaria ya tiene acceso, ha solicitado a los armadores que presenten la documentación sobre sus inscripciones propias en el DEA.

Hasta el momento, las inspecciones no se han cerrado. Es decir, no existe una propuesta de sanción. Desde AEAT se les cita, se celebra una primera reunión y se les emplaza a un nuevo encuentro informándoles de la documentación que deben aportar.

De este modo sigue avanzando la inspección al sector de la pesca iniciada el pasado mes de junio y que LA VOZ DE AVILÉS desveló el pasado domingo. Se trata de una actividad normal en el día a día de la Agencia Estatal de Administración Tributaria en su lucha contra el fraude y la economía sumergida, insisten en señalar desde la propia Agencia Tributaria.CRUZ ROJA

De hecho, ya se han realizado investigaciones similares en Galicia, en rulas como Cillero, Vigo o en Burela. En el caso de Asturias, la investigación comenzó en junio en Rula de Avilés, la mayor lonja de la comunidad, donde en el mes de septiembre se realizó un copiado informático de sus ordenadores accediendo a toda la información desde el inicio de su actividad en mayo de 2009 a 2012.

A partir de ahí, se decidió inspeccionar a todos los buques que realizaron descargas en el puerto pesquero avilesino, aproximadamente unos 70, además de las comercializadoras, con un mínimo de tres ya inspeccionadas. Al menos una de ellas también vio como los inspectores copiaban informáticamente todos sus datos. De forma paralela, también se inició una inspección a LonjaGijón-Musel.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201504/22/inspeccion-hacienda-tambien-llega-20150422002106-v.html

Una inspección que puede transformar uno de los sectores clave para la economía asturiana

Ha sido un secreto a voces, pero la existencia de dinero negro y facturaciones en B siempre se han conocido en el sector pesquero español. Pero de forma discreta, sin alardear de ello. La inspección a Rula Avilés podría permitir poner cifras y datos a una realidad que se intuía, pero de la que nadie hablaba.

Lo cierto es que la inspección de Hacienda ha alimentado un debate interno en la pesca donde se aprecian claramente dos posiciones. Para unos, esta intervención puede representar la puntilla de un sector muy castigado durante los últimos años.

Quienes postulan esta idea aprecian muchos elementos contra la pesca: la caída de las ventas en el pescado minoristas, los años en los que el precio del gasóleo se disparaba, la mayor exigencia de la política de cuotas con un seguimiento de forma individualizada y un volumen de pesca autorizado para cada buque con el que difícilmente se puede mantener la actividad todo el año. A ello se une un rigor fiscal que eliminaría lo que para muchos supone un colchón económico. Incluso se teme que algunos armadores trasladen su base fuera de Asturias a raíz de esta crisis.

Una oportunidad

Sin embargo, no faltan quienes encuentran en la actual crisis una oportunidad para fortalecer el sector, terminando por erradicar prácticas que resultan incompatibles con una economía moderna y más aún en un sector como el pesquero que conoce de primera mano lo que es recibir ayudas públicas. Quienes defienden esta visión recuerdan que, en los últimos años, la presencia de las grandes cadenas de alimentación en Rula Avilés y su exigencia de tener todas las facturas en regla ya había contribuido a reducir la bolsa de fraude notablemente.

Lo cierto es que los precios que tradicionalmente viene marcando la lonja avilesina se encuentran entre los más altos, lo que es un argumento a favor de quienes defienden la eliminación de las facturas en B, al vincular las hipotéticas bolsas de fraude con precios bajos y también menores ingresos.subasta bonito. rula de aviles

Incluso se apunta que en la actualidad, las propias tripulaciones prefieren la distribución del valor económico de las capturas antes que el tradicional reparto para su posterior venta, lo que sería otro argumento contra la presencia de facturaciones irregulares.

Pero sí existe una coincidencia entre ambos grupos de opinión y es la importancia del sector pesquero en la economía comarcal y asturiana. La estimación es que la pesca genera en Avilés unos 3.500 de los 4.000 empleos que crea en Asturias, tanto de forma directa como indirecta, tanto en la extracción, transformación y distribución.

Con el potencial existente en los caladeros asturianos, con una flota que, de forma mayoritaria utiliza artes respetuosas con el entorno marino, el potencial que cuenta la pesca para seguir creciendo y generando riqueza es un valor que no se puede desaprovechar.

Más aún cuando se tienen unas instalaciones como la actual lonja que no cesa de modernizarse como sucede con las actuales obras de de la nueva fábrica de hielo.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201504/21/inspeccion-puede-transformar-sectores-20150421001426-v.html

El Principado colaborará con la inspección de Hacienda en las rulas de Avilés y Gijón

La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos «colaborará» con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en la mega-inspección a las lonjas de Avilés y Gijón que actualmente se realiza desde la delegación de Gijón de la AEAT. Es, hasta el momento, la única posición oficial que ha dado a conocer el Principado de Asturias 48 horas después de que LA VOZ DE AVILÉS desvelase que los inspectores de la Agencia Tributaria investigan a sector pesquero asturiano en busca de la posible existencia de dinero negro.

Tanto desde la administración regional como desde la Autoridad Portuaria de Avilés y los responsables de LonjaGijón-Musel no se quiso ayer hacer otro tipo de valoraciones sobre un procedimiento que, quienes lo conocen, lo definen como «normal y habitual» en la operativa de la AEAT, aunque se reconoce que puede resultar espectacular por el ámbito escogido y el número de empresas inspeccionadas.

La inspección aún se encuentra abierta. Por ese motivo, en la actualidad resulta imposible concretar la cifra de empresas que serán sancionadas, o ni siquiera si llegarán a serlo, toda vez que no todo el mundo en el sector facturaba en B y había empresas, tanto armadores como comercializadores y minoristas, con su actividad en orden.

Los inspectores están citados en sus oficinas a armadores, comercializadores, minoristas y todo aquel que tenga que aclarar datos. Ya cuentan con numerosa información en su poder, de ahí que se haya reforzado el equipo encargado de esta inspección de una manera puntual. En todo caso, se da por seguro que la inspección podría alargarse todavía durante varios meses.

Volcado informático

Al igual en Avilés, en Gijón se realizó un volcado informático de los ordenadores de LonjaGijón-Musel el pasado mes de noviembre, dos meses después de una intervención similar en las oficinas de Avilés.

Como es habitual, los inspectores se presentaron con una orden judicial autorizando el copiado de todos los equipos informáticos, además de requerir información complementaria. Desde LonjaGijón-Musel se colaboró desde el primer momento y se facilitó el acceso sin ningún tipo de maniobra disuasoria.

Como sucede en Avilés, las inspección se centra en la búsqueda de dinero oculto y para ello se analiza toda la documentación relacionada con el pago del IVA y el Impuesto de Sociedades en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012.

No deja de ser una ironía que, en 2011 y 2012, el entonces presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Emilio Menéndez, y, por razón del cargo, máximo titular de LonjaGijón-Musel fuese un interventor del Estado.

Según confirmaron ayer, la inspección de LonjaGijón-Musel no guarda ninguna relación directa con el proceso que se vive en Rula Avilés. En principio, no habría datos que vinculasen a ambas plazas.

Lo que habría sucedido es que, después de los precedentes en Galicia, con importantes inspecciones en Vigo y Cilllero, tras entrar en Avilés y encontrar abundante información, los agentes decidieron fijarse en la otra rula importante.

A pesar de que aún quedan varios meses de investigación, se confirma que en el registro de Gijón también aparecieron datos de interés, aunque no en la cantidad y calidad de la información lograda en Rula Avilés. En este sentido, no se puede olvidar que se trata de una lonja con una actividad comercial muy inferior a la de Avilés, lo que puede explicar esa diferencia.

Después de estas dos inspecciones, queda por saber si los técnicos de Hacienda siguen fiscalizando el resto de rulas asturianas. Aunque su actividad es muy reducida respecto a Gijón y, sobre todo, a Avilés. En algunos casos, como San Juan de la Arena, sólo operan en campañas concretas, como la angula, permaneciendo sin actividad el resto del año. Y, en otras, las diferencias entre la actividad es tan abismal que, por ejemplo, en un mes Avilés cuadriplica el valor de la pesca descargada en un año en alguna de ellas.

Empresas mixtas

Dos días después de que LA VOZ DE AVILÉS desvelase la inspección de Hacienda en el sector pesquero asturiano en la búsqueda de dinero negro, la única reacción oficial de la administración regional es su voluntad de cooperar con las investigaciones en marcha.

No se puede olvidar que las dos empresas investigadas, tanto Rula Avilés como LonjaGijón-Musel, cuentan con capital mixto, siendo la mayoría de titularidad pública.IMG_4587.jpg

Rula Avilés inició su actividad comercial en mayo de 2009. La inspección iniciada el pasado mes de gestiona abarca desde ese ejercicio hasta 2012, de momento. La creación de Rula Avilés estuvo precedida por las tensas relaciones entre el Principado y la Cofradía de Pescadores Virgen de Las Mareas, que, hasta ese momento, se encargaba de la gestión de la lonja e intentó mantener esa responsabilidad. Finalmente, la entidad gremial se incorporó como uno de los accionistas minoritarios junto con la Cámara de Comercio . De esta manera, dos entidades privadas de derecho público completan el accionariado de la empresa.

La Cámara de Comercio de Gijón también está presente en LonjaGijón-Musel, sociedad en la que existe más presencia de capital privado. Las asociaciones de mayoristas y minoristas, además de una empresa concreta como Agromar, forman parte de la sociedad encargada de la venta del pescado descargado en los muelles gijoneses.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201504/21/principado-colaborara-inspeccion-hacienda-20150421001542-v.html

Vigilancia Pesquera de Luarca decomisa 27 kilos de percebes a dos furtivos.

Los detenidos, de Ferrol y Ares, faenaban en una piedra de Muros.

13.05.2014 | 02:05

Cudillero, A. M. SERRANO Agentes de Vigilancia Pesquera con base en Luarca decomisaron el pasado fin de semana 27 kilos de percebes a dos furtivos. Las dos personas, de Ferrol y Ares, faenaban en una piedra rica en este crustáceo de Muros del Nalón sin la licencia necesaria y, además, en una época en la que el percebe está vedado. La temporada del preciado crustáceo se cerró el 30 de abril, salvó para el plan de explotación de Cabo Peñas.

Los agentes requisaron el marisco y todo el equipo que llevaban los furtivos, es decir, el material con el que retiraron los perbeces, las bolsas y los trajes de neopreno. La operación se realizó en colaboración con el guarda de la zona y la Guardia Civil de Muros del Nalón. Al parecer, fue el guarda el que dio la voz de alarma al ver a dos personas vestidas con neopreno en una zona donde no se podrá trabajar hasta el próximo octubre, mes de apertura de la nueva campaña. La ausencia de mariscadores, que además de trabajar hacen una labor de vigilancia en las piedras donde crece el percebe, facilita la llegada de furtivos. Precisamente por este motivo Vigilancia Pesquera está realizando más controles. Los percebes decomisados se donaron al asilo de Luarca.

La Cofradía de Pescadores de Puerto de Vega, líder en venta de percebes en el Noroccidente, lucha desde hace años contra el furtivismo. Si las piedras se explotan antes de la temporada legal, el percebe no se reproduce como esperan los mariscadores.

Los furtivos venden el percebe en el mercado negro, fuera de la temporada legal y sin necesidad de pasar por las subastas de las cofradías, que dejan un tanto por ciento de beneficio en la lonja.

Fuente: lne.es

Enlace: http://goo.gl/8junFd

Cae una red que pretendía comercializar 30 toneladas de pescado adulterado

La Guardia Civil y los Carabinieri se incautan de 1.600 kilos de un producto químico denominado Whitech-2, prohibido por las autoridades sanitarias italianas que era utilizado para resaltar la frescura y el brillo del pescado
08.05.14 – 10:20 – COLPISA | MADRID

La Guardia Civil, en colaboración con los Carabinieri de Italia, han paralizado en Italia la comercialización de miles de kilos de pescado presuntamente adulterado y potencialmente peligroso para la salud pública.

En el marco de la ‘operación Pulpo V’, llevada a cabo en varias empresas de las localidades italianas de Arezzo y la Romagna, se intervinieron 30 toneladas de pescado (calamares, sepias, pulpos, etc.), así como 1.600 kilogramos de un producto químico denominado Whitech-2, compuesto por ácido cítrico, ácido fosforito y peróxido de hidrógeno que era utilizado para resaltar la frescura y el brillo del pescado y que está prohibido por las autoridades sanitarias italianas.

Según informa la Guardia Civil, de la investigación se deduce que una empresa de Arezzo adquiría el pescado congelado a otra ubicada en la Romagna y posteriormente lo enviaban a una compañía de Barcelona con la documentación correspondiente de “producto congelado”.

Posteriormente, en Barcelona el pescado era descongelado y remitido de nuevo a una empresa italiana, donde se amparaba con documentación acreditativa de un producto descongelado. Durante el trayecto del pescado desde Barcelona a la empresa italiana la documentación que amparaba el traslado del mismo era sustituida por otra falsificada en la que constaba como producto fresco.

Durante el desarrollo de la operación ha sido fundamental la cooperación y coordinación entre la Guardia Civil y los Carabinieri de Italia, los que paralelamente en ambos países han realizado los operativos e inspecciones oportunas en las empresas implicadas en los hechos investigados.

En España la operación ha sido desarrollada por la Sección de Consumo y Medio Ambiente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona.

http://www.elcomercio.es/rc/20140508/mas-actualidad/nacional/pretendia-comercializar-toneladas-pescado-20140508101332.html

Los pescadores critican la nula sensibilidad de los inspectores ante la tragedia

12.03.2014 | 01:47

F. L. J. La presencia de los inspectores de pesca el mismo día del siniestro del “Santa Ana” en la rula de Avilés -una situación que se repitió ayer- fue considerada una “falta de tacto y de respeto” por la mayoría de los pescadores y los armadores locales, que mantienen desde hace tiempo una relación muy tensa con los funcionarios encargados de vigilar los desembarcos de pescado y las prácticas pesqueras de la flota. “Un barco se ha ido a pique, van dos muertos y mucho nos tememos que acaben siendo ocho… y los señores inspectores, ajenos a todo el dolor que esa desgracia causa en el sectot, no tienen recato en seguir viniendo a la rula a buscarnos las cosquillas con inspecciones desproporcionadas y quisquillosas que parecen tener como único objetivo meternos la multa correspondiente”, declaró un armador que, por causas obvias, exigió anonimato para hablar con este diario.

Precisamente una inspección, ésta del Seprona, acabó ayer con 17.000 kilos de merluza decomisados y entregados al Banco de Alimentos para su reparto por la supuesta falta de papeles de la mercancía. El armador pidió una moratoria para entregar la documentación, que estaba en Francia, pero el Seprona se la negó, motivo por el cual el empresario prevé recurrir el decomiso.

http://www.lne.es/aviles/2014/03/12/pescadores-critican-nula-sensibilidad-inspectores/1555504.html

Cuatro inspecciones en dos días a pesqueros que venden en Gijón

06.03.14 – 08:01 – N. P. | GIJÓN.

Dos arrastreros de Burela que venden sus capturas en Gijón han recibido cuatro inspecciones en tan sólo dos días, según informaron a este periódico fuentes del sector.

Tanto inspectores comunitarios como del Estado revisaron reiteradamente la carga de ambos arrasteros para comprobar que todo el pescado que portaban había sido oportunamente anotado en los libros oficiales, con resultado negativo, según las mismas fuentes.

Aunque las inspecciones son absolutamente legales, los armadores suelen buscar, por razones operativas, los puertos en los que saben que la vigilancia es menor, así que la reiteración de las inspecciones ha provocado inquietud en la rula gijonesa, ante la posibilidad de perder cifra de negocio.

El Gobierno de España presume de que las posibilidades de pesca son ahora mayores que hace unos años, porque el incremento de vigilancia produce confianza en Europa. ¿Pesca realmente más la flota española? Nadie podrá decir que no.

http://www.elcomercio.es/v/20140306/gijon/cuatro-inspecciones-dias-pesqueros-20140306.html