Blog Archives

La lonja de Avilés subastó el mes pasado más de 1,6 millones de kilos de pescado

Los reducidos cupos de la xarda asignados a la flota asturiana tuvieron el mes pasado su repercusión en los resultados de la lonja avilesina. Se subastaron en abril 1.637.221 millones de kilos de pescado cuando el año pasado en el mismo mes la cifra había sido de 3,1 millones, es decir, pasaron por la rula de Avilés 1,5 millones de kilos menos. Este resultado es básicamente atribuible a la xarda, de la que el mes pasado se subastaron 869.526 kilos cuando hace un año la cifra había alcanzado los 2,4 millones de kilos de esta especie.

El precio del pescado subastado en la lonja de la ciudad alcanzó los 2,5 millones de euros, de los que la mitad son atribuibles a la merluza que se ruló. Un mes más, la mayor parte de esta pesquería en Asturias pasó por las instalaciones de Avilés. Se subastaron 363.752 kilos y su precio alcanzó los 1,25 millones; es decir, tuvo un precio medio de 3,44 euros el kilo.

La tercera especie en importancia en cuanto a kilos rulados el pasado mes de abril fue la bacaladilla con 155.677 kilos subastados. En este caso prácticamente la totalidad de la que se subastó en Asturias, que fue poco más de 160.000 kilos.

La actividad de la lonja avilesina había supuesto en los primeros meses del año en torno al 80% del total de las asturianas, sin embargo, en abril ese porcentaje se vio reducido y en Avilés se subastaron algo más del 62% del pescado de Asturias.

En los cuatro primeros meses del año en las instalaciones de Conde de Guadalhorce ya se han rulado más de ocho millones de kilos de pescado, que han alcanzado un precio en lonja que ronda los trece millones de euros.

En este mes de mayo se subastó ya el primer bonito, pero no será hasta junio cuando esta pesquería comience con fuerza y sus números se noten en los resultados de la lonja de Avilés.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201505/16/lonja-aviles-subasto-pasado-20150516010029-v.html

El primer bonito del Norte alcanza los 120 euros el kilo en la rula de Avilés

Relativa satisfacción entre los patronos de los tres barcos que esta mañana han desembarcado las capturas del primer bonito del Norte en la lonja de Avilés. En la subasta, el primer cajón de bonito alcanzó los 120,20 euros/kilo, récord absoluto, superando la cifra alcanzada el año pasado que se situó en los 98. Sin embargo, el precio medio del túnido bajó hasta los 45,97 euros/kilo debido, entre otras cosas, al número de kilos desembarcados.

El Digna Dos, con base en Bermeo, subastó 1.040 kilos, seguido del Esmeralda Tercero, de Oviñana con base en Avilés, y el Gaztelugatxeko Doniene, con base en Bermeo, 902. En total, 2.851 kilos, casi el doble de los rulados el año pasado.IMG_6446.jpg

Y también como en años precedentes, ha sido la cadena de supermercados Alimerka la que ha dirigido la puja para hacerse con el preciado primer bonito de la temporada.

La subasta de hoy supone un nuevo adelanto en la fecha de inicio de la costera, que hace años se situaba en la primera quincena ahora. En este 2015 los barcos se han visto obligados, entre otros motivos, por la brevedad de la campaña de la xarda.

El lunes 19 de mayo de 2014, el Esmeralda Tercero y el Gaztelugatxeko Doniene pesaron 1.407 kilogramos. El precio medio total de la mercancía alcanzó los 68,63 euros/kilo y el primer cajón de 82,76 kilogramo se vendió a 98,20 euros.

Avilés se ha convertido en la lonja de referencia para la subasta del primer bonito del Norte debido al precio que habitualmente se alcanza en la subasta y a los beneficios en imagen que reporta tanto al barco como como al comprador.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201505/06/primer-bonito-cantabrico-llega-20150506000859-v.html

La flota iza la bandera del hastío

Oviedo, Marcos PALICIO La bandera del disgusto es un cartel amarillo y negro que dice “Yo vivo del mar” y que ondea ya en muchos barcos de pesca asturianos. La lucen a modo de fe de vida y emblema de resistencia del sector en un momento en el que, paradójicamente, “nadie puede vivir de la mar”. La sentencia es del presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado, Dimas García, y resume el hartazgo de un sector que se siente maltratado y que secunda esta campaña que quiere ser llamada de socorro de toda la flota pesquera española. Detrás está el agravio en el reparto de capturas, pero también un largo inventario de daños, por citar sólo el último “la vigilancia cada vez más estrecha a que nos someten, con multas que triplican las que se imponían antes, o los resultados de una reciente reunión en la que también se plantea obligarnos a instalar cámaras de vídeo a bordo”. “Llevamos tres años recibiendo palos por todos los sitios”, resume García.flota-iza

Por eso y muchas cosas más se ve ya el cartel de la campaña en los barcos y en los puertos, todo a raíz de una iniciativa de la asociación de profesionales del sector Mar Viva. Tras la movilización contra los criterios del Ministerio en el reparto de los cupos de xarda, el sector teme que el problema se reproduzca con otras especies hasta ahora no sometidas a cuota, como la lubina, el salmonete y “otras de las que depende la pesca artesanal”, abunda el patrón mayor de Candás, José Ángel Gutiérrez. “Nuestro deseo es que se tenga en cuenta”, afirma, “a las miles de familias que trabajan en la mar desde hace generaciones y no sólo a los lobbies de armadores que especulan con la pesca”. Expectantes y recelosos, lamentan que a las autoridades “se les llene la boca de decir que hay que proteger a la flota artesanal mientras apoyan a los grandes arrastreros y armadores”.

Fuente: La nueva España

Enlace: http://www.lne.es/asturias/2015/04/28/flota-iza-bandera-hastio/1747746.html

El Puerto ultima obras por 4 millones para mejorar la seguridad de los muelles

T. CEMBRANOS El Puerto de Avilés ultima la contratación de obras valoradas en cuatro millones de euros para mejorar la seguridad y la operatividad de los muelles locales. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria delegó ayer en su presidente, Santiago Rodríguez Vega, la potestad para adjudicar de la manera más breve posible los trabajos de recuperación y refuerzo del dique de abrigo del puerto, que sufrió importantes desperfectos durante los temporales de enero y febrero del año pasado. El fin de esa premura, y no esperar al próximo consejo portuario, es que las obras estén rematadas antes de que lleguen las lluvias y el viento del próximo otoño.

Al concurso se presentaron ocho empresas y la que finalmente se haga con el contrato tendrá un plazo de seis meses para ejecutar el proyecto, que tiene un presupuesto máximo de 1,5 millones de euros (IVA no incluido). La solución propuesta consiste en la aportación de escollera y bloques de hormigón en las zonas más afectadas, reforzando las que, tras el correspondiente estudio, se consideran más expuestas a las inclemencias meteorológicas. También se construirá una nueva solera en la coronación del dique ya que la existente está quebrada debido a los asentamientos sufridos por la infraestructura. Para la ejecución de los trabajos se emplearán más de 14.000 metros cuadrados de escollera de diferente tamaño y 323 bloques de hormigón de entre 16 y 60 toneladas de peso.puerto-ultima

Los técnicos portuarios ya han analizado las ofertas técnicas y económicas de las empresas presentadas, quedando dos de ellas en presunción de baja temeraria. No obstante, en los próximos días éstas podrán justificar su oferta y decidir así si son finalmente aceptadas para su posible adjudicación.

La Autoridad Portuaria, además, hizo público ayer la licitación de las obras para aumentar el calado de la ría en la zona que comprende el círculo de maniobra y el canal de acceso a los nuevos muelles de la margen derecha. El presupuesto es de 2,38 millones de euros (IVA no incluido) y el plazo de ejecución, de tres meses. Este es un proyecto polémico y que cuenta con las críticas de los ecologistas ya que el Puerto podrá acometer esos trabajos, por los que el calado pasará de 11,50 a 12,50 metros, sin necesidad del procedimiento de evaluación de impacto ambiental. Para el Puerto, esta obra es fundamental para la operatividad de los muelles de Valliniello y permitirá, además, recibir embarcaciones de gran tamaño.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/aviles/2015/04/22/puerto-ultima-obras-4-millones/1744797.html

El Principado colaborará con la inspección de Hacienda en las rulas de Avilés y Gijón

La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos «colaborará» con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en la mega-inspección a las lonjas de Avilés y Gijón que actualmente se realiza desde la delegación de Gijón de la AEAT. Es, hasta el momento, la única posición oficial que ha dado a conocer el Principado de Asturias 48 horas después de que LA VOZ DE AVILÉS desvelase que los inspectores de la Agencia Tributaria investigan a sector pesquero asturiano en busca de la posible existencia de dinero negro.

Tanto desde la administración regional como desde la Autoridad Portuaria de Avilés y los responsables de LonjaGijón-Musel no se quiso ayer hacer otro tipo de valoraciones sobre un procedimiento que, quienes lo conocen, lo definen como «normal y habitual» en la operativa de la AEAT, aunque se reconoce que puede resultar espectacular por el ámbito escogido y el número de empresas inspeccionadas.

La inspección aún se encuentra abierta. Por ese motivo, en la actualidad resulta imposible concretar la cifra de empresas que serán sancionadas, o ni siquiera si llegarán a serlo, toda vez que no todo el mundo en el sector facturaba en B y había empresas, tanto armadores como comercializadores y minoristas, con su actividad en orden.

Los inspectores están citados en sus oficinas a armadores, comercializadores, minoristas y todo aquel que tenga que aclarar datos. Ya cuentan con numerosa información en su poder, de ahí que se haya reforzado el equipo encargado de esta inspección de una manera puntual. En todo caso, se da por seguro que la inspección podría alargarse todavía durante varios meses.

Volcado informático

Al igual en Avilés, en Gijón se realizó un volcado informático de los ordenadores de LonjaGijón-Musel el pasado mes de noviembre, dos meses después de una intervención similar en las oficinas de Avilés.

Como es habitual, los inspectores se presentaron con una orden judicial autorizando el copiado de todos los equipos informáticos, además de requerir información complementaria. Desde LonjaGijón-Musel se colaboró desde el primer momento y se facilitó el acceso sin ningún tipo de maniobra disuasoria.

Como sucede en Avilés, las inspección se centra en la búsqueda de dinero oculto y para ello se analiza toda la documentación relacionada con el pago del IVA y el Impuesto de Sociedades en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012.

No deja de ser una ironía que, en 2011 y 2012, el entonces presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Emilio Menéndez, y, por razón del cargo, máximo titular de LonjaGijón-Musel fuese un interventor del Estado.

Según confirmaron ayer, la inspección de LonjaGijón-Musel no guarda ninguna relación directa con el proceso que se vive en Rula Avilés. En principio, no habría datos que vinculasen a ambas plazas.

Lo que habría sucedido es que, después de los precedentes en Galicia, con importantes inspecciones en Vigo y Cilllero, tras entrar en Avilés y encontrar abundante información, los agentes decidieron fijarse en la otra rula importante.

A pesar de que aún quedan varios meses de investigación, se confirma que en el registro de Gijón también aparecieron datos de interés, aunque no en la cantidad y calidad de la información lograda en Rula Avilés. En este sentido, no se puede olvidar que se trata de una lonja con una actividad comercial muy inferior a la de Avilés, lo que puede explicar esa diferencia.

Después de estas dos inspecciones, queda por saber si los técnicos de Hacienda siguen fiscalizando el resto de rulas asturianas. Aunque su actividad es muy reducida respecto a Gijón y, sobre todo, a Avilés. En algunos casos, como San Juan de la Arena, sólo operan en campañas concretas, como la angula, permaneciendo sin actividad el resto del año. Y, en otras, las diferencias entre la actividad es tan abismal que, por ejemplo, en un mes Avilés cuadriplica el valor de la pesca descargada en un año en alguna de ellas.

Empresas mixtas

Dos días después de que LA VOZ DE AVILÉS desvelase la inspección de Hacienda en el sector pesquero asturiano en la búsqueda de dinero negro, la única reacción oficial de la administración regional es su voluntad de cooperar con las investigaciones en marcha.

No se puede olvidar que las dos empresas investigadas, tanto Rula Avilés como LonjaGijón-Musel, cuentan con capital mixto, siendo la mayoría de titularidad pública.IMG_4587.jpg

Rula Avilés inició su actividad comercial en mayo de 2009. La inspección iniciada el pasado mes de gestiona abarca desde ese ejercicio hasta 2012, de momento. La creación de Rula Avilés estuvo precedida por las tensas relaciones entre el Principado y la Cofradía de Pescadores Virgen de Las Mareas, que, hasta ese momento, se encargaba de la gestión de la lonja e intentó mantener esa responsabilidad. Finalmente, la entidad gremial se incorporó como uno de los accionistas minoritarios junto con la Cámara de Comercio . De esta manera, dos entidades privadas de derecho público completan el accionariado de la empresa.

La Cámara de Comercio de Gijón también está presente en LonjaGijón-Musel, sociedad en la que existe más presencia de capital privado. Las asociaciones de mayoristas y minoristas, además de una empresa concreta como Agromar, forman parte de la sociedad encargada de la venta del pescado descargado en los muelles gijoneses.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201504/21/principado-colaborara-inspeccion-hacienda-20150421001542-v.html

Hacienda investiga las cuentas de la Rula de Avilés y de todos los barcos desde 2009

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) inspecciona las cuentas de Nueva Rula de Avilés en una gigantesca investigación contra el fraude fiscal que afecta a todos los barcos que han desembarcado en las instalaciones avilesinas, además de aquellos comercializadores que han realizado operaciones. Aún no han trascendido los datos de las sanciones, pero en el cantil ya se habla de armadores que pueden afrontar sanciones de hasta 200.000 euros.

La investigación es dirigida desde Gijón por Eduardo Lacazzeti, un experimentado inspector de la Agencia Estatal de Administración Tributaria que lidera un equipo de no menos de veinte personas que están rastreando todo vestigio de dinero negro en la pesca asturiana. No es la primera vez que se analiza un sector de una manera tan escrupulosa. En el pasado, campos como la ganadería, tanto de carne como leche, han sufrido fiscalizaciones igual de exigentes.

El inicio de esta inspección fue casual, según diferentes testimonios recogidos por este diario. Dentro de su trabajo habitual, los inspectores de la Agencia fiscalizaron distintos minoristas de pescado. En los diferentes trabajos se percataron de la presencia de facturaciones en B de una forma habitual. Más que la existencia de esa caja B, lo que despertó la curiosidad fue la presencia de otra serie de coincidencias que desembocaron en la Rula de Avilés, la mayor lonja de Asturias en la que se concentra el 80% de las descargas de la flota asturiana.

La inspección en las oficinas de Rula de Avilés se inició en junio del pasado año. El personal de AEAT se presentó para hacer una investigación rutinaria solicitando toda la documentación para poder comprobar los pagos de IVA e Impuesto de Sociedades desde 2009 hasta 2012. Eso implicaba analizar toda la historia comercial de Rula de Avilés. La empresa fue creada por la Autoridad Portuaria y Principado de Asturias como accionistas mayoritarios, con la Cámara de Comercio de Avilés y la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas con una presencia minoritaria, para la gestión de la nueva lonja, iniciando sus actividades comerciales en mayo de 2009.

Los inspectores comenzaron a recabar información y a analizarla. De hecho, en estas fechas aún continúan solicitando documentación. Entre todo el material aportado hubo un dato que les llamó especialmente la atención: en las hojas donde se pesaba el pescado desembarcado aparecían líneas en blanco.

Una de las características de la lonja avilesina es que se encuentra completamente informatizada. El ordenador registra las cajas depositas en la cinta por la que salen a la cancha, donde aguardan los vendedores. En la hoja aparece toda la información sobre la captura: tipo de especie, cantidad, hora de desembarque, nombre del barco… Posteriormente se rula, se adjudica el precio de venta y se vuelve a anotar.PUERTO PESQUERO RULA

Explicaciones vagas

Pues bien, los inspectores de la Agencia Tributaria sospecharon al comprobar dos elementos. El primero fueron las citadas líneas en blanco. Las explicaciones de Rula de Avilés no resultaron convincentes.

Primero se dijo que se trataban de errores del sistema informático. Pero eran demasiados y se repetían en el tiempo, cuando lo razonable es que, de ser un fallo en el sistema, se hubiese solucionado en unos meses.

Así que ante los nuevos requerimientos de explicaciones, desde Rula de Avilés se aludió a las visitas de escolares y de turistas. Las líneas simulaban las ventas con las que ilustrar a los visitantes. Pero la explicación tampoco convenció a los técnicos cuando vieron que los datos de los días y horas difícilmente coincidían siempre con las hipotéticas visitas de escolares o turistas.

Además, un tercer elemento terminó por alimentar las sospechas de los técnicos de AEAT

Y es que el volumen de pesca descargada no correspondía con la pesca vendida. Se descargaba mucho más de lo que se vendía. Si las líneas en blanco respondían a fallos en el sistema o eran simulaciones su peso debía ser cero. Sin embargo, los datos de la pesca indicaban que en la cancha entraba un determinado volumen de capturas y salía otro menor.

Hasta el momento no han trascendido los datos, pero consultando la web de la Dirección General de Pesca y la estadística recogida por la Autoridad Portuaria reflejan lo que puede estar pasando.

En 2012, la Dirección General de Pesca señalaba que en Avilés se habían descargado 12.798.209 kilos, con un valor de venta de 28.160.340 euros. Sin embargo, para la Autoridad Portuaria se habían descargado 12.830.000 kilos, con un valor en primera venta de 17.346.650 euros.

En 2013, un año que en principio no está siendo investigado, y según la Dirección General de Pesca, se descargaron 12.927.219,49 kilos con un valor de 27.953.645 euros. Las cifras de la Autoridad Portuaria vuelven a ser diferentes. Eleva el volumen de la pesca descargada hasta 13.344.149 kilos y el valor de primera venta lo estima en 28.201.467 euros.

Si estos son los datos que se pueden conseguir de forma pública a través de una sencilla búsqueda en la web, es fácilmente comprensible que la información que aparecía ante los inspectores invitara a pensar que había irregularidades en la gestión de la lonja avilesina. Así que, después de dos meses de arduo trabajo, se decidió solicitar autorización judicial para realizar un registro policial en las oficinas de Nueva Rula.

Registro policial

La entrada policial se realizó en septiembre de 2014, dos meses después del inicio de la inspección. Los funcionarios de la Agencia Tributaria llegaron a las oficinas acompañados por efectivos de la Guardia Civil. El despliegue, según narra un testigo, fue espectacular, «de película». Entraron en las oficinas dando la orden de que todo el mundo levantase las manos de los teclados y se separasen de forma inmediata de los ordenadores. Acto seguido, copiaron toda la información de esos ordenadores. No quedó ningún disco duro sin ser replicado. Todo aquello que estuviese informatizado desde 2009 hasta ese momento estaba en posesión de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

De esa manera empezaba un estudio minucioso de toda la información. Eduardo Lacazzeti contaba con un equipo de entre 15 y 20 personas, todos ellos funcionarios con una excelente preparación, que iban a examinar toda la actividad de Rula de Avilés.

En el mercado del pescado, la lonja es un punto clave, el lugar de encuentro de los barcos y los distribuidores. En caso de que existiesen movimientos en B aportaría numerosa información, porque por ella pasan todos los actores de la cadena. El hilo podría llevar desde los armadores que autorizan sus descargas en dinero negro a los comercializadores que cometen el fraude, y desde ellos a los minoristas finales.

Desde septiembre a marzo, casi la práctica totalidad de una planta del moderno edificio del que la Agencia Estatal de Administración Tributaria dispone en Gijón se destinó a analizar y cotejar toda la información recogida. La designación de Gijón como base de la investigación fue casualidad. Allí empezaron las primeras investigaciones y se mantuvieron.

A todos los barcos

El caso es que la información que iban analizando sorprendió al personal de la Agencia Tributaria. Las líneas en blanco no eran pruebas ni simulacros: correspondían a las ventas descargadas, pesadas y vendidas, pero no declaradas. La existencia de dinero en B no es ajena al mundo de la pesca. Aunque en los últimos años el nivel de fraude se ha reducido tanto por las exigencias legales como por la presencia de grandes comercializadoras que sólo facturan de forma legal, es un sector donde tradicionalmente había una bolsa importante de dinero negro.

Sin embargo, esa sospecha tomaba forma real en los ordenadores de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que se encontraban ante el que consideran el caso de fraude mejor documentado de España. Pocos inspectores no sonríen cuando se les pregunta por Rula Avilés. Con toda esa información disponible y contrastada, el siguiente paso fue tomar la decisión de llamar a todos los implicados. Eso supone una inspección a todos los barcos que han vendido en Avilés desde 2009, como mínimo 70 embarcaciones.

Las citaciones se conocieron antes de Semana Santa. Ya ha pasado por las oficinas de Gijón la mayor parte de la flota con base de Cudillero. La semana pasada comenzaron a ir los barcos de Avilés. Y también la que comienza mañana.

Los comercializadores también están siendo reclamados para presentar su documentación y contrastar todos los datos. Aún queda trabajo para varios meses, ya que se dispone de toda la documentación.

Fuente: El Comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201504/19/hacienda-investiga-cuentas-rula-20150419004214-v.html

Las pequeñas rulas reciben el 20% menos de xarda que en 2014

T. CEMBRANOS Las pequeñas lonjas asturianas, como la de Cudillero, Lastres o Luarca, notaron sobremanera los recortes del cupo de la xarda. Pese a la decisión de los pescadores de bajura y artes menores de vender sus capturas en sus puertos base, las cifras no acompañaron. Según los datos de la dirección general de Pesca, en las rulas asturianas, excepto Avilés y Gijón, se vendieron el mes pasado 793.972 kilos de caballa, un 20 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado (un millón de kilos). La facturación fue aún peor, con una caída del 44,5 por ciento: 429.846 euros en total. Y es que el precio medio de la xarda se desplomó hasta los 50 céntimos de euros, cuando el año pasado llegó hasta los 85 céntimos.pequenas-rulas

En total, en Asturias se subastaron 5.433.887,07 kilos de xarda, un 30 por ciento más que en el mismo mes del año pasado. Los ingresos, no obstante, cayeron de una manera importante y obtuvieron un millón de euros menos que en marzo de 2014, hasta alcanzar los 2,64 millones de euros.

La razón de ese incremento de las ventas está en la mejora de los resultados de la rula de Avilés gracias a la llegada de barcos de arrastre portugueses. Según la dirección regional de Pesca, en Avilés subastaron 3.623.688,57 kilos, un 82 por ciento más que el mismo mes del año pasado. La facturación, en cambio, es similar, unos 1,6 millones de euros, debido a que el precio medio de la especie cayó de los 0,83 euros a los 0,46. En la rula de Avilés vendieron, en total, 4,6 millones de kilos de pescado frente a los 2,7 millones de kilos del año pasado.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/aviles/2015/04/14/pequenas-rulas-reciben-20-xarda/1740742.html

Avilés aumenta su liderazgo en el sector pesquero asturiano

El pesquero de Avilés ha ganado peso entre los puertos asturianos y vuelve a porcentajes de finales de los años noventa y principios de este siglo, antes de que se produjera la crisis por la gestión de la nueva lonja. Las cifras de los dos primeros meses de este año han sido muy buenas y arrojan como resultado que de nuevo en Avilés se está rulando el 85% de la pesca que pasa por las lonjas asturianas.

Es un porcentaje que en los últimos cinco años no se alcanzaba, salvo en meses puntuales, pero que se ha repetido en enero y en febrero de este año. Según los datos de la Consejería de de Agroganadería y Recursos Autóctonos, en las instalaciones de Avilés se subastó el pasado mes de enero el 81,5% del total de la pesca que pasó por lonjas asturianas y en febrero subió hasta el 85%. Son cifras que están entre diez y veinte puntos por encima de las que se manejaron en los años anteriores.RULA DE AVILES VENTA PESCADO

En febrero se rularon 980.723 kilos, 250.000 más que hace un año en ese mismo mes. Es una cifra muy alejada de los algo más de dos millones de kilos de febrero del año 2011, pero la drástica reducción de la cuota de la xarda a los barcos asturianos se está notando, y mucho, en los números de la rula en estos primeros meses del año durante el último quinquenio.

La merluza se ha convertido en la clave de la buena marcha de la lonja avilesina. En febrero se rularon 401.490 kilos de este pescado, prácticamente la totalidad del que se subastó en el conjunto de las rulas asturianas. Según los datos de la Consejería, en febrero en el Principado se habrían rulado 409.361 kilos de merluza.

El precio medio que se pagó en Avilés por esta especie fue de 3,07 euros. Un buen precio si se tienen en cuenta los que se llegaron a ver en los últimos cinco años en la rula. Por ejemplo, en febrero del año 2011 la merluza había alcanzado un precio medio de 1,75 euros.

La nueva lonja inició su actividad en el año 2009, pronto cumplirá seis años. Lo hizo rodeada de polémica y con la marcha de muchos barcos que tenían su base en Avilés a subastar su pescado en lonjas gallegas o en Gijón. En los años previos a la puesta en marcha de las nuevas instalaciones pesqueras, la rula vivió sus peores momentos y arrojó los peores resultados de su historia reciente. Sin embargo, poco a poco, con paso firme como se ve en las estadísticas, ha ido recuperando su actividad.

En España, también

Los buenos números de este principio del año han permitido que recupere el peso que siempre tuvo en el conjunto del sector en Asturias, pero los resultados del año pasado en el conjunto de lonjas que se encuentran situadas sobre terrenos de Puertos del Estado también fueron muy positivos.

El pesquero de Avilés terminó 2014 como el cuarto puerto en el que más pescado se subastó. Pero, además, con la confirmación de que sus inmediatos seguidores han perdido fuelle y se alejan cada vez más de sus cifras.

Por las instalaciones de Conde de Guadalhorce pasaron durante todo el pasado ejercicio 15.893.000 millones de kilos de pescado, un 19,1% más que un año antes. Sus números superaron a los de la Bahía de Cádiz, que engloban varios puertos y que en los últimos años había desbancado a Avilés del cuarto mayor puerto pesquero español.

Pero es que, las cifras también apuntaban ya a lo que se está confirmando en estos primeros meses del año de esa recuperación del peso del pesquero avilesino. Si en los años en los que se produjeron los mayores conflictos pesqueros en la ciudad Gijón, e incluso Santander, habían ido ganando espacio a Avilés y acercándose a sus números, ahora la distancia con el primero es de nueve millones de kilos y con el segundo de doce millones. Números que contrastan claramente con los del año 2009, cuando la rula avilesina subastó 13,5 millones de kilos de pescado, mientras que la de Gijón había subastado 11,2 y la de Santander una cifra similar, es decir, sólo dos millones de kilos de diferencia.

A partir de 2010 la distancia en cantidades subastadas ha ido creciendo hasta los resultados del año pasado que fueron los peores del último quinquenio tanto en Gijón como en Santander

Fuente: El comercio digital

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201503/29/aviles-aumenta-liderazgo-sector-20150329003239-v.html

Una propuesta para la fábrica de hielo que no se ejecutó por razones económicas

El arquitecto José Ramón Fernández Molina lo explicaba con claridad en la entrevista publicada por este periódico el pasado día 1 de este mes de marzo. El puerto de Avilés ha conseguido en los últimos años una serie de actuaciones que han venido a mejorar su imagen, indicando además el camino a seguir. Fernández Molina hablaba en ese sentido de la nave de almacenamiento de ArcelorMittal en el muelle de San Agustín, obra de Sergio Baragaño; de la construcción del Centro Niemeyer; y la nueva nave de almacenamiento de Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, con una nueva cinta transportadora incluida.

Quedaban otros dos proyectos que no se van a llevar a cabo, uno el de la iglesia de San Juan, que se describe en esta misma página; y un segundo, el de la fábrica de hielo en el puerto pesquero, que llegó a presentarse, pero que finalmente no se pudo desarrollar por razones económicas. Un proyecto en el que participaba la empresa Acciona y el estudio de arquitectos de Fernández Molina.

El proyecto proponía un tratamiento diferenciado y singular que manifestara o expresara la funcionalidad industrial que aloja en relación al resto de la instalación productiva y evidenciara una emergencia más ‘natural’, como se comprueba en las imágenes que acompañan a esta información. Y con ello se pretendía además valorar arquitectónicamente la inserción/ampliación no ocultándola, sino más bien poniéndola en énfasis y notoriedad.

Fuente: El comercio

Enlace: http://www.elcomercio.es/aviles/201503/23/propuesta-para-fabrica-hielo-20150323005328-v.html

El director general de Pesca entra en el consejo de la rula de Avilés

El director general de Pesca del Principado, Alberto Vizcaíno, tiene desde la pasada semana un nuevo cargo en su haber al haber sido nombrado por el Consejo de Gobierno miembro del consejo de administración de la sociedad Nueva Rula de Avilés en representación de la Administración autonómica. En paralelo al nombramiento de Vizcaíno, el Principado retiró del consejo de la rula a Tomasa Arce y Begoña Fernández, que eran las dos personas que venían defendiendo los intereses del Ejecutivo en la sociedad de comercialización pesquera desde hace tres años. Según fuentes del Gobierno regional, este relevo asimétrico en el seno del consejo de administración de Nueva Rula de Avilés (se van dos personas y entra una) no compromete la cuota de consejeros a la que tiene derecho el Principado. Vizcaíno ejercerá apenas tres meses, pues las elecciones autonómicas obligarán, sea cual sea su resultado, a recomponer la nómina de consejeros.

Fuente: La Nueva España

Enlace: http://www.lne.es/aviles/2015/03/10/director-general-pesca-entra-consejo/1724450.html